Locura hogareña

Mis hijos y Yo (de Alí Babá) uno de esos días solos en casa

-¡Corre papito que llegamos tarde a la escuela, corre papito, corre…! Las fuerzas no me daban para más, la velocidad de FOREVER tampoco. No excedían las 7:30 de la mañana y yo sudaba la gota gorda. Me había levantado poco antes de las 6:00 para alistar las cosas de la casa, preparar los niños y estar a tiempo en el trabajo.

Sin embargo necesitaba tirarme en un parque debajo de un árbol, sentarme en el medio de un lugar bien espacioso o regresar a la casa… ¿a la casa? No, no, a la casa no.

¡Qué locura! Una semana solo con Elba Lilia e Ibrahín Rafael –pues su mamá se fue a La Habana a un turno con el oculista- me deja la duda de si soy un cuerdo desequilibrado o un desequilibrado cuerdo.

¡Imagínense! Yo, que presumo de asumir las responsabilidades hogareñas a la perfección, que siempre encontré salidas sorprendentes para situaciones complejas y que por demás me creía en condiciones de “deshacerme” de Lilié acabo de convencerme de mi utilidad incompetente.

EL AMANECER…

Nada se asemeja más a un torbellino que un padre solo con dos hijos en un amanecer. Me levantaba cansado, casi como me había acostado. Corre, prepara el desayuno, la merienda de Elbita –pan con aceite, refresco y huevo u otra cosa para reforzar el almuerzo-, aséala, vístela y el gran problema: peinarla.

– Papito este moño lo tengo virado…, me decía con cierta ingenuidad.

-Espera vamos a repetirlo, le contestaba; pero cuando terminaba volvía la réplica.

-¡Me hiciste lo mismo chico! ¿Tú no sabes hacerlos peinados igual que mamá?

Luego Ibrahín Rafael. El niño es más fácil. No hay que peinarlo; además su morosidad no es extrema como la hembra. Así que un poco de yogurt y listo. Tampoco hay que hacerle merienda para llevar al círculo.

EL TRABAJO, UN RESPIRO IRRECONCILIADOR

No sé que pensarán las mujeres cuando están en el trabajo pero yo –que tuve que asumir todas las tareas hogareñas- lo único que me venía a la mente era las cosas que tenía que hacer durante el resto del día, que apenas había comenzado.

Bueno –me decía a “Mí Mismo”- tengo recoger los niños, comprar el pan, pasar por la bodega, llegar a la casa, lavar los uniformes, fregar (porque no lo hice en la noche anterior), pasar el trapeador al piso, ponerle muñequitos a los niños para que se entretengan y… ¿!Qué hago de comida!? ¿Qué invento?

DE TARDE EN CASA

La tarde era peor que el amanecer. Elba Lilia quería ver a la Sirenita Ariel e Ibrahín Rafael al Libro de la Selva. Y yo como “veinte en un zapato”, de la cocina al baño, del baño al cuarto, del cuarto al… infierno.

Cuando lograba que se pusieran de acuerdo entonces comenzaban a pedirme cosas cada tres minutos… dame merienda decía uno, yo quiero papel par dibujar reclamaba la otra, déjame bajar a jugar exigía Elbita, ya no quiero ver esos muñequitos, “me aburren”, gritaba Ibrito, dame agua papá… dame, dame, dame…

Después de romperme la cabeza frente a la olla llegaba la hora de la comida.

-Papito, ¿este es el mismo congrí de ayer?

– ¡No! este es recalentado mija, cómaselo y de le gracias a su padre.

Lo único beneficioso que logré en esta semana fue que se acostaran temprano: a las 10 de la noche.

RESUMEN

Una semana  increíble. Ausente a dos reuniones de padres –una del círculo infantil y otra en el Seminternado-; Elbita se fue un día sin la pañoleta, lo que le costó que la maestra le dijera que no era pionera; otro día no le preparé el pan de la merienda; Ibrahín Rafael perdió el cinto… y yo casi la cabeza. ¡No quiero volver a quedarme solo!

Anuncios

3 Respuestas a “Locura hogareña

  1. Lo que te falta es entrenamiento. Un mes más así en esas condiciones y eres un experto. Podrías hasta pensar en cuidar niños por cuenta propia después de todo atender a esos pillines es una prueba de fuego.

  2. Pienso que deberías hacerlo más a menudo, así cuando te adaptes cogerás el ritmo y no habrá tal torbellino… y la mamá se sentirá más agusto

  3. Rectificar es de sabio, bien lo dice el proverbio. La mujer es insustituible, lo dudas????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s